¿Podemos separar la mente y las emociones del cuerpo?

En el blog de hoy quería compartiros una reflexión personal. Este reflexión nace
de mi propia experiencia personal, además de los casos en consulta que he tenido
la suerte de acompañar.

Podría considerarse una critica al modelo médico. Es evidente que cada vez más
los profesionales del ámbito de la salud consideramos la salud como un todo, que
recoge tanto lo físico como lo psicológico.

Es verdad que somos uno, no podemos separar lo que sentimos de cómo nuestro
cuerpo reacciona o se encuentra. Y creo que es algo que se hace mucho.
Hay enfermedades como por ejemplo del tipo digestivas que están muy
relacionadas con periodos de estrés o ansiedad. Es más, todos hemos pasado
alguna situación emocional en la que hemos tenido algún síntoma físico: dolor de
cabeza, malas digestiones, dolores musculares… Por ejemplo, conocía gente en la
universidad que necesitaba ir al baño antes de cada examen o cuando se ponían
nerviosos. Vómitos ante exposiciones, cambios hormonales: se adelantaba o
retrasaba la menstruación, etc. Y esto son síntomas físicos que se altera o tiene que
ver con algo más emocional.

Yo os podría hablar de mi migraña, a veces esta ahí de golpe y sin sentido, pero en
periodos de estrés o de mucha tensión… Mi migraña siempre esta ahí. Y que el
origen sea emocional o psicológico, no quiere decir que nuestro dolor no sea real.

Esta claro que somos uno y que no podemos separar, como si de una línea se
tratara, lo físico de lo mental. Por eso es importante que nos observemos a todos
los niveles, porque un sistema conecta con el otro y no es lo mismo que enferme en
un buen momento de mi vida a nivel emocional, laboral, personal, etc. A un
momento en el que experimento dificultades en diferentes áreas. Mi cuerpo no va
estar igual, por lo tanto mis defensas no van a luchar igual y mi forma de percibir
como me encuentro y de afrontarlo va a ser diferente.

Por supuesto, es una opinión personal que se basa en mi experiencia tanto
personal como clínica, pero que cada vez para mi es más válida. Y tú, ¿qué piensas?
¿crees que podemos separar lo físico de lo emocional?